viernes, 9 de agosto de 2013

sábado, 28 de mayo de 2011

CICLÓN 2011



C-130 del Grupo de Aviación Nº 10,
efectuan lanzamiento de Paracaidistas

video
 Video de Canal 13

miércoles, 10 de marzo de 2010



PUENTE AÉREO 2010
TERREMOTO Y MAREMOTO EN CHILE

El 27 de Febrero de 2010 a las 03:35 minutos, un terremoto grado 8,8 en la Escala de Richter, desencadenó quizás, la mayor tragedia vivida en los últimos años, sólo similar a la de los Terremotos del 21 y 22 de Mayo de 1960. El maremoto posterior, consecuencia científicamente comprobada, de un sismo de esas proporciones, fue advertido de inmediato por el Centro de Control de Tsunamis (maremoto) de Hawaii y el SHOA de Chile, más alguien desestimó tal información y en su inconciencia contribuyó a que las pérdidas humanas fuesen mayores.

Nuestra Fuerza Aérea chilena, en especial sus Tripulaciones de Transporte, fueron las primeras en estar preparadas para ir en ayuda de los damnificados. Los Grupos de Transporte Nº 5 de Puerto Montt y 10 de Santiago, salen tan pronto clarea el día a la zona del cataclismo, mientras el Grupo Nº 6 de Punta Arenas, se desplazaba hacia Puerto Montt, para sumarse al Puente Aéreo. La acción fue tan inmediata como las consideraciones de seguridad aeroespacial lo permitía, aunque más ágil que ninguna otra. Las razones son simples, estan siempre dispuestos y preparados para ayudar a sus connacionales. Es su forma de vida profesional.
La experiencia reciente de Haití les permitió apreciar de inmediato que no había tiempo para dudas ni confirmaciones; era lo que se debía hacer.

El rugido de los cuatro motores rompió el letargo del temor de los santiaguinos la mañana del Sábado 27, el primer Hércules partía hacia Concepción, la más afectada por el cataclismo.

Luego se sumarían los otros dos, partiendo uno hacia el norte, para iniciar el traslado del Hospital de Campaña del Ejército; apoyado por los CASA 212 del Grupo Nº 2. El tercero también al sur; se estaba estableciendo el Puente Aéreo.

En estos momentos, mantienen al menos cuatro vuelos diarios, entre Carriel Sur (Talcahuano) y Arturo Merino Benítez (Santiago), trasladando más que víveres, medicinas o personal que va a trabajar en distintas áreas en la recuperación de las ciudades y pueblos de la zona; llevan esperanza...



sábado, 13 de febrero de 2010

HÉRCULES EN CHILE


El C-130 Hércules

en la Fuerza Aérea chilena

por Sergio H. Pulgar N.

Los medios aéreos de transporte habían tenido su prueba de fuego con motivo del cataclismo de 1960 y aunque no muy novedoso el tema, antes de ese año, la Fuerza Aérea había tenido que recurrir a todos sus aeronaves, inclusive los bombarderos para llevar la ayuda necesaria en el menor tiempo posible. Así había logrado implementar su ahora denominado Grupo de Aviación N° 10 con C-45, C-47 y DC-6, pero la eficiencia dependería de los anticuados aviones que poseía, aunque la actitud y el desarrollo de sus integrantes siempre iba delante de los medios con que contaba.
En 1971 se logra interesar al gobierno de Salvador Allende y éste intercede ante el Congreso para la adquisición de dos modernos cuatrimotores turbohélices: los C-130 Super "E" HERCULES.

C-130 Super "E" FACH 996, carreteando en El Bosque, en su esquema original, usado hasta mediados de los 80.

Recibidos en 1972 pasaron a integrar la dotación del Grupo Nº 10 en la histórica Base Aérea de Los Cerrillos, junto a los últimos C-47 y DC-6. Las dos aeronaves fueron matriculadas FACH 995 y 996, correspondiendo técnicamente a dos L.382C-28D versión civil del C-130H.
Iniciado un intenso programa de estandarización de procedimientos para las tripulaciones, los Super "E" fueron operados extensamente en misiones de apoyo y transporte a través de todo el territorio nacional, perfeccionando las técnicas de navegación y vuelo instrumental.
Con la acostumbrada tenacidad y profesionalismo de los aviadores chilenos, fue un mero trámite administrativo el decidir el enorme periplo por el Pacífico Sur que emprendiese el FACH 995 en 1973. El viaje tenía como destino principal la República Popular China, hasta donde arribó conduciendo una delegación de Cadetes de la Escuela de Aviación «Capitán Manuel Ávalos Prado». El retorno fue vía Oceanía e Isla de Pascua, hasta completar su viaje en Los Cerrillos, habiendo volado en total 27.000 millas náuticas.

Cuando aún no se olvidaba la proeza, en 1974, el Alto Mando institucional decide trasladar una dotación de cazas Hawker Hunter desde Inglaterra, sin ninguna trascendencia, excepto porque los traería en vuelo, dando inicio a la más notable de las acciones de Paz con aeronaves de combate y transporte, porque si bien los Hunter y sus tripulaciones pasaron a la historia aeronáutica por su hazaña, es de justicia establecer que gran parte del mérito pertenece al FACH 996, que primero trasladó a las tripulaciones y especialistas a Inglaterra y luego acompañó a la bandada en su viaje a través del Atlántico hasta llegar a Chile.

Un nuevo desafío se les plantea a los "del 10", cuando en 1975, se decide la adquisición de los A-37B y luego los F-5E/F; debido a que se debía transportar gran cantidad de accesorios y medios de apoyo, como los carros A.P.U., por ejemplo. Si bien algunos tripulantes e Ingenieros de vuelo, lo relatan sin grandilocuencia; es cuestión de levantar la mirada y observar el entorno político administrativo en el que se desarrolló esa operación; la cual se extendió hasta 1977, ya en circunstancias límite.

FACH 995, estacionado junto a la línea de A-37B, en Panamá,
Diciembre de 1975

Plenamente integrado a su misión y a la FACH, los Hércules han sido la base esencial de la consolidación de la soberanía chilena en su territorio antártico, efectuando vuelos de reconocimiento, lanzamiento de carga y estudios de navegación, siendo el principal apoyo para la realización del primer vuelo directo de dos Twin Otter entre Punta Arenas y la Base Teniente Marsh el 12 de Febrero de 1980.
En la misión anterior participó el FACH 996, al mando del entonces Coronel (A) Jaime PARRA Santos, el mismo que el 22 de Marzo de 1980, esta vez al mando del Coronel (A) Jorge ITURRIAGA M y de copiloto el entonces Comandante de Escuadrilla (A) Patricio RIOS, efectúa el primer lanzamiento de paracaidistas en la antártida y luego el primer aterrizaje de un Hércules con las insignias chilenas en el continente del futuro. 
Desde entonces el Hércules se ha convertido en un visitante regular de la Antártida, convirtiendo las proezas de 1980 en rutina durante los últimos 25 años, manteniendo enlazada la dotación que efectúa las más diversas actividades en función de la Soberanía, la Investigación científica y el apoyo a las distintas dotaciones internacionales que se encuentran en ese continente.

En 1982, una nueva misión transatlántica tiene como protagonista el C-130, ésta vez debido al traslado de los tres PR.9 CANBERRA, cedidos por Inglaterra, reeditando la recordada ATLANTE de 1974, aunque esta vez con menos publicidad, aunque jugosas anécdotas.

Durante 20 años los FACH 995 y 996 apoyaron el esfuerzo del transporte aéreo institucional desarrollando misiones de entrenamiento para Fuerzas Especiales, SAR, Apoyo a la Comunidad, no sólo en el territorio nacional, sino que en todas las latitudes del orbe. 
A principio de los 90 ambas aeronaves fueron protagonistas de incidentes que las dejaron fuera de vuelo y en recuperación en ENAER, por lo que el Gobierno de Patricio Aylwin acude a los Estados Unidos para solicitar la venta de al menos un Hércules para cubrir las necesidades generadas por la ausencia de los C-130H. La respuesta se convierte en la cesión de un C-130B, el cual arriba a Chile en 1992 siendo matriculado FACH 997, siendo apoyado por la compra de un segundo del mismo modelo y matriculado 998.

C-130B FACH 998, escoltado por el C-130 Super "E" FACH 996,
regresando de la preparatoria de la gran Parada Aérea 2009

Reiniciadas las operaciones, pronto son rehabilitados el 995 y 996, aumentando la dotación a 4 Hércules, con los cuales el dispositivo de transporte se ve enormemente reforzado, al menos en el ámbito de las aeronaves turbohélices, toda vez que paralelamente, el Grupo N° 10 había configurado un importante inventario de reactores de transporte y carga; permitiéndole a los C-130 dedicarse mejor a la misión militar tanto de operaciones aerotranspotadas, como de mantención de la ruta antártica.

Una nueva dotación de 2 C-130B optimiza el sistema de transporte, con la llegada en 1995 de los FACH 993 y 994, enfrentando el nuevo milenio con una dotación de 6 Hércules.

En Febrero de 1997, se desarrolla la Operación "Aurora Austral", consistente en el vuelo transpolar, de un C-130 y dos DHC-6. En la primera etapa el Hèrcules vuela desde Punta Arenas directo a la Base Patriot Hills, donde se encuentra con los dos Twin Otter, que provenientes de Punta Arenas, habían hecho escalas en Teniente Marsh, y Teniente Carvajal. Reunidas las tres aeronaves vuelan hasta la Base Mac Murdo, en el Mar de Ross, pasando por el Polo Sur (Base Amundsen-Scott); luego el C-130 hace la travesía solo desde Mac Murdo hasta Punta Arenas, de un solo viaje.

Plenamente integrado nuestro país a las actividades de las Organizaciones internacionales como la ONU, los Hércules son el caballo de batalla en el cumplimiento de diversas misiones en pos de la Paz, trasladando delegaciones mediadoras al conflicto Ecuador-Perú, supervisoras a Marruecos, de seguridad a Timor Oriental y hasta la actualidad en Haití, donde han concurrido además de lo determinado por las Naciones Unidas, a título propio en auxilio de las víctimas de desastres naturales, misión que por otra parte están constantemente desarrollando en auxilio de nuestros vecinos limítrofes, a demás de los connacionales. En ese aspecto constituiría un trabajo extenso que seguro la Institución Aérea debe tener documentado para quienes se interesen en una descripción exhaustiva de ello.
Asimismo ha sido el fiel acompañante de las formidables presentaciones de la Escuadrilla Acrobática HALCONES, participando en varios Team efectuados en Inglaterra; además de apoyar el cumplimiento de la operación NORTE-SUR, de traslado de 10 OA-37 en vuelo desde Estados Unidos.

De la dotación total, el 993 fue retirado de la línea de vuelo, debido a distintos problemas dada la antigüedad del modelo, siendo destinado inicialmente como banco de repuestos para el resto de la flota y finalmente para el entrenamiento de fuerzas terrestres.
Posteriormente y por razones no técnicas, se desactivaron los FACH 994 y 997 (actualmente en el Museo Aeronáutico en proyecto de restauración, ya que le faltan las alas); manteniéndose en vuelo el FACH 998, que es utilizado en misiones de transporte de régimen e internacionales, estando restringido a su uso en la Antártida, debido a que su sistema de frenos es muy anticuado y no permite una segura operación en Teniente Marsh.

Difícilmente se puede resumir la historia del C-130 en Chile, sin omitir alguna misión que haya protagonizado o apoyado, pero es un intento de desarrollar el conocimiento de su vida útil con nuestra Fuerza Aérea, la cual en función de su eficiencia operativa ya ha delineado los parámetros de un nuevo transporte: el A400M.

C-130B FACH 998, aterrizando después de su participación en la Parada Militar 2009, el 19 de Septiembre, junto al 995 y 996 (Super "E")

Cariñosamente conocido como «chanchito» o «camión volador» el Hércules siempre ha sido motivo de admiración por parte de la gran mayoría de los aficionados, cultores o amantes de la aviación; engrandecido por su nombre, aunque de dimensiones normales comparativamente con las «bestias» que surcan el espacio en la actualidad, fue el legítimo continuador de la saga de los C-47 y el punto de referencia de los si enormes C-5, C-141, los más elegantes C-17 de notable similitud estética y seguramente seguirá volando día y noche hasta que cumpla su tiempo, con su característico rugido que sin ser estridente, constituye su carta de presentación.


Injusto sería cerrar este breve resumen sin reconocer la calidad de sus tripulaciones, algunas que han hecho toda su vida profesional a bordo de él y que constituyese la aspiración más cara de cualquier Piloto o Tripulante de Avión, como broche de oro de su carrera.

Solemne y triste llegada de los restos de la Señora María Teresa Dowling, Esposa del General del Ejèrcito Ricardo Toro, víctima chilena del terremoto que asoló Haití, el 12 de Enero de 2010.Trasladados en el C-130B FACH 998, arriban al Grupo Nº 10 el 24 de Enero.


Seguidores